El Consejo de los Derechos Humanos y la Psicología de la European Federation of Psychologist 'Associations (EFPA) declara que el rechazo de los refugiados en el mar tiene consecuencias para aquellos que buscan ayuda y los países que rechazan

03-08-2018   |  Barcelona

La negación de auxilio es una violación de los derechos humanos que perjudica a los náufragos y reactiva ideas racistas y extremistas en deshumanizar las personas migrantes.

En junio de 2018, dos barcos contratados por organizaciones no gubernamentales rescataron a más de 800 refugiados de ahogarse en el mar Mediterráneo. Aunque los puertos en Italia y en Malta eran los más cercanos para desembarcar para los refugiados, los gobiernos de los dos estados negaron el permiso de atraque de las naves y dar refugio a los refugiados. Desde entonces, el tratamiento de los refugiados de esta manera se ha repetido y parece haberse convertido en una rutina.

Según el Prof. Ulrich Wagner del Consejo de los Derechos Humanos y la Psicología de la EFPA: "Como profesionales de la psicología, declaramos que las incidencias en el Mediterráneo tendrán consecuencias graves no sólo para quienes las padecen directamente, los refugiados. La investigación psicológica demuestra que las violaciones de las necesidades de integridad física tienen graves consecuencias para los afectados en forma de enfermedad postraumática, depresión, suicidio y elevado nivel de agresividad contra los demá."

El brutal rechazo de los refugiados en situación crítica, límite, el mar también tendrá consecuencias para los estados europeos responsables y para Europa en general. Los ciudadanos europeos se preguntarán cómo justificar una violación tan dramática de los derechos humanos y los valores europeos.

La investigación psicológica ofrece una amplia evidencia que demuestra que, en situaciones de amenazas a valores fundamentales como esta, los seres humanos tienden a culpar a las mismas personas que sufren por los daños y las injusticias que han experimentado. De este modo, lo increíble aparentemente tiene sentido. La consecuencia es que los que sufren, en este caso los migrantes, son despreciados y deshumanizados, lo que da lugar a la reactivación de ideas racistas y extremistas.

El rechazo de los refugiados en peligro a desembarcar en puerto no sólo tiene consecuencias importantes para los afectados directamente, los refugiados, y los estados europeos y su clima político y social, creemos que también es una flagrante violación de los derechos humanos: el artículo 3 de la Declaración General de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948 declara que el derecho a la vida es fundamental para cualquier ser humano.

Wagner insta: "Como profesionales de la psicología, pedimos a todos, incluidos los políticos responsables, que retornen a un posicionamiento de acuerdo con la humanidad y los derechos humanos. Esto incluso puede promover la paz en Europa y trabajar contra aumento de los conflictos en Europa ".

Persona de contacto:
Consejo de los Derechos Humanos y la Psicología de la EFPA. Prof. Dr. U. Wagner, Philipps-University de Marburg, Alemania: wagner1 (arroba) uni-marburg.de. Teléfono: +49 6421 282 3664

Artículos relacionados:
Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU: http://www.un.org/en/universal-declaration-human-rights/70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: Los psicólogos de la EFPA defienden los derechos humanos: http://efpa.eu/news/human-rights-daydecember-10-efpa-psychologists-warn-about-violations


Suscríbete a nuestro boletín on-line Mantente informado con todas nuestras novedades