Comunicado del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña en relación a la estabilización de la plantilla de los psicólogos pertenecientes al ámbito funcional de la ejecución penal

26-06-2017   |  Barcelona

Desde el Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, como entidad que vela por la relevancia y el prestigio de sus miembros, queremos expresar nuestra preocupación por esta situación y nuestra voluntad de alcanzar un equilibrio justo en el Plan de estabilización del Empleo Público de Cataluña.

El pasado 4 de mayo de 2017, el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya publicó la convocatoria de concurso de oposición para cubrir 80 plazas de funcionarios del cuerpo de titulación superior de psicología en el ámbito de ejecución penal. Este proceso ha provocado diversas reacciones por parte de profesionales del sector que creen mermados sus derechos y reducidas sus opciones de empleabilidad.

Desde el Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, como entidad que vela por la relevancia y el prestigio de sus miembros, queremos expresar nuestra preocupación por esta situación y nuestra voluntad de alcanzar un equilibrio justo en el Plan de estabilización del Empleo Público de Cataluña.

Los procesos selectivos deben garantizar los principios de igualdad, publicidad, capacidad y mérito. No sólo en el ámbito público, donde además se le otorga el rol ejemplificador, sino también en el ámbito privado. Las personas deben poder acceder a las diferentes posiciones laborales que se ofrecen en el mercado en igualdad de condiciones con el fin de garantizar los derechos de todos los individuos y de poder evaluar en función del talento, las habilidades y las capacidades de cada persona.

Sin embargo, ciertos procesos selectivos con características específicas que afectan a personas interinas deben poder presentar mecanismos concretos de valoración de méritos. En la Administración Pública, y concretamente en el ámbito funcional de la ejecución penal, encontramos un gran volumen de profesionales que se encuentran en situación de interinidad, ocupando una plaza por un periodo superior a tres años y que, durante todo este tiempo, no han podido consolidar ya que no se han convocado oposiciones. Estas personas disponen de un conocimiento profundo de su profesión proveniente de sus años de experiencia y dedicación en un mismo centro o lugar de trabajo. Dejar de lado este aspecto en un proceso de selección puede afectar a personas que, por razones externas a ellas, no han podido estabilizar su situación laboral.

Pedimos, por tanto, una reflexión entorno la estabilización y la consolidación de la plantilla de los psicólogos pertenecientes al ámbito funcional de la ejecución penal. Es necesario garantizar los derechos de todos los trabajadores, tanto de los que se encuentran en situación de interinidad como de los que quieren optar a una nueva plaza. Pero aún es más importante, garantizar el derecho al acceso de unos servicios públicos de calidad que permitan a los ciudadanos ser y sentirse atendidos en todo momento de manera satisfactoria.

  Etiquetas: Institucional , COPC

Suscríbete a nuestro boletín on-line Mantente informado con todas nuestras novedades